El Blog de Joselu header image 2

Haz que tu ordenador sea una máquina verde

febrero 17th, 2010 · No hay Comentarios

Las emisiones nocivas contaminan la atmósfera y empeoran la calidad de esta, siendo un factor añadido para el calentamiento global que está experimentando el planeta en los úlitmos años, por motivos los cuales no voy a entrar en detalle para no caer en la famosa división de opiniones sobre el verdadero origen del calentamiento global.

Desde hace mucho tiempo escuché frases como “los ordenadores son máquinas electrónicas digitales y su consumo es muy bajo” hay que saber que eso no es verdad, un ordenador de sobremesa consume entre 200 y 600 vatios sin contar el monitor y los altavoces, dependiendo de la capacidad de este, la tecnología de fabricación y la tarea que esté realizando en determinado momento. Puede parecer poco, pero tenemos que pararnos a pensar la cantidad de horas que lo tenemos funcionando, cada vatio de potencia que logremos reducir, al cabo de 24 horas supondrá 24 vatios menos en el total.

Los ordenadores portátiles consumen entre 50 y 100 vatios a la hora, su consumo disminuye enormemente cuando están en reposo o en modo ahorro, ya que están preparados para funcionar con baterías, aunque normalmente mayor ahorro significa sacrificar el rendimiento de estos pequeños equipos.

Todos los dispositivos con el logotipo de Energy Star están diseñados para un uso eficiente de la energía que consumen. Este logotipo lo podemos ver de costumbre en las bios award o phoenix durante el arranque del sistema.

Voy a dar unos pequeños consejos de como hacer los ordenadores unas máquinas más eficientes, duraderas y ecológicas, lo que supondría cierto ahorro energético y económico.

Usar software eficiente, tener el ordenador libre de programas basura y virus contribuye a que el procesador de nuestro equipo se encuentre en reposo la mayor parte del tiempo, de esta forma el consumo energético del equipo se reduce al mínimo, igual que disminuye la temperatura en su interior, conservando los componentes internos sanos durante más tiempo, evitando así sorpresas como la típica estampa de placas base con los condensadores reventados. En estos casos yo aconsejo no usar windows, no es por nada, pero mi ordenador portátil funcionando con sistemas basados en linux no emite prácticamente calor desde el procesador, ni siquiera la fuente de alimentación se calienta durante un uso cotidiano de navegación web, reproducción multimedia o procesamiento de texto, mientras que corriendo en Windows la fuente de alimentación supera los 50ºC sólo con abrir el word.

Ordenadores de sobremesa:

Hay que saber que desde que los ordenadores utilizan fuentes de alimentación ATX, simplemente con estar conectadas al enchufe están consumiendo, ya que la placa base se está alimentando con una pequeña corriente aunque el ordenador esté apagado, por lo que si no vamos a usar nuestro equipo lo mejor que podemos hacer es desconectarlo del enchufe o bien utilizar una regleta con interruptor para cortar la corriente por completo.

Un ordenador de sobremesa continuamente encendido es una gran gasto energético, hace tiempo, cuando dejaba mi ordenador muchas horas conectado realizando descargas e intercambios de redes P2P decidí conectarlo de forma que mientras descargaba, lo único que estuviese conectado fuese el modem, y la torre, por lo que tomé dos regletas, una de ellas la conecté en el enchufe de la pared, y a ella conecté el ordenador, el modem y la otra regleta, a la otra regleta conecté el monitor, los altavoces, la impresora y el scanner, lo hice así, porque todos estos dispositivos, incluido la pantalla funcionan con transformadores externos, por lo que con el simple hecho de estar puestos en el enchufe están consumiendo aunque apague el monitor de su propio botón o la impresora. De este modo, cuando me iba apagaba la regleta que tenía el monitor y el resto de cosas, por lo que lo único que quedaba funcionando era el modem y la torre. Cuando quería apagarlo todo, pues apagaba la primera regleta y ya está.

Esto lo quité cuando puse el router wifi, puse el modem y el router totalmente aparte, para poder usarlo sin necesidad de encender el ordenador de sobremesa, ya que ahora utilizo el portátil por motivos de comodidad y porque es más moderno.

Otra forma de ahorrar algo, evitar desgaste y disminuir el consumo en el ordenador es retirando de su interior todos los dispositivos que sobran, si por ejemplo nuestra grabadora de DVDs se gasta y compramos otra, dejar 3 lectores en el ordenador sólo sirve para cargar más la fuente de alimentación y producir más calor, al mismo tiempo que entorpeces los bueses IDE del sistema por el que se accede a los discos. Lo mismo pasa con los dispositivos PCI, si por ejemplo ya no usamos una tarjeta de red, la podemos quitar, o por ejemplo el antiguo modem de red telefónica básica.

Nada de usar salvantallas, los salvapantallas antiguamente tenían sentido (aunque tampoco mucho), porque los antiguos CRTs eran sensibles a quedar marcados de por vida al mostrar imágenes estáticas durante un tiempo excesivo, ahora con los LCDs para lo único que sirven es para consumir horas de vida a la pantalla. Los monitores LCDs llevan en su parte trasera uno o varios tubos fluorescentes de cátodo frío, conectados a unos circuitos llamados inverters los cuales alimentan con alta tensión dichos tubos, su vida es limitada, por lo tanto cuando estos mueran tendremos que cambiarlos, lo que nos costará más caro que comprar un monitor nuevo de última tecnología.

Ordenadores portátiles:

Son los más populares hoy en día debido a su relación capacidad, rendimiento y precio, combinado con la posibilidad de usarlo en cualquier sitio. Requieren ciertos cuidados, no pueden recibir golpes ni salpicaduras, sus baterías son muy caras y se deterioran si su uso no es el adecuado.

Si queréis conservar la batería en buen estado, hay que saber que esta tiene un número finito de cargas y descargas, que una vez que se agotan ya no sirve para nada, por lo tanto recomendaría no usarla más de lo necesario, y retirarla del equipo con un 50% de carga cuando no se vaya a utilizar.

Utilizar un malentín acolchado, puede ser una buena idea si quieres evitar que en una pequeña caida el equipo se lexione gravemente y así no tendremos que comprarnos otro en ese caso.

No dejes la fuente de alimentación conectada sin el ordenador conectado en la punta, porque igualmente existe un mínimo de consumo en ella, tampoco dejes el ordenador conectado a la corriente mientras está apagado, así también consume un poco más que en el caso anterior.

Si ponemos el ordenador sobre superficies de tela, como una cama podría ser que se taponase la ventilación y el calentamiento haría sufrir a los componentes que perderían tiempo de vida o dañarlos directamente.

No manipules líquidos cerca de él, porque se podrían derramar y matarlo.

Una avería habitual son las pantallas rotas, normalmente se rompen por una caida, por sentarse encima o pisarlo, aunque también he visto quién lo ha cerrado con el ratón dentro o un bolígrafo y se la ha cargado, revisa siempre que no quede nade dentro antes de cerrarlo. Las pantallas no sólo se rompen a pedazos, un golpe podría por ejemplo estropear la retroiluminación aunque no dañe el panel LCD en sí.

Al llevar pantallas LCD ocurre como en los monitores TFT su vida está limitada al circuito inverter y sus tubos fluorescentes, se recomienda configurar el sistema para que se apague la pantalla lo antes cuando esté inactivo, y nada de usar salvapantallas. En su defecto también se puede cerrar la pantalla y evitar así que esté encendida.

Esto ha sido todo, si alguien tiene sugerencias puede usar los comentarios del post, y así decir algo que me haya dejado en el tintero, o algo con lo que no esté de acuerdo.

Gracias por leer.

Share

Etiquetas: Miscelanea · Tecnología y Red

0 respuestas hasta ahora ↓

  • Aquí no hay comentarios todavía...Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Deja un Comentario

¿Qué hay de nuevo?