El Blog de Joselu header image 2

¡Café gratis para todos!

junio 2nd, 2011 · 3 Comentarios

Os presento a esta gran amiga, la maquina de café de la universidad, una auténtica servidora donde las haya, aunque un poco descarada, cuando no se queda con mi dinero, me echa el café sin vaso, otras no me sirve el palito para remover esa mezcla que escupe de café con agua, azúcar y leche en polvo. He de reconocer que un día hasta se puso de mi parte, fue una tarde entre clase y clase, en la que la gente pasaba por delante de ella, echaba una moneda y esta la devolvía automáticamente por el cajetín. Tuve la delicadeza de preocuparme por su salud y pulsar varias veces seguidas el botón de devolución, la pobrecita estaba atragantada, vomitó un puñado de monedas que tenía en el gaznate, sonrojado por aquel acto de agradecimiento tan grande no tuve más remedio que invitar a todos los presentes a una ronda de café gratis hasta acabar las monedas.

Hermosa y esbelta  Necta Zanussi modelo Astro

Hermosa y esbelta expendedora de café Necta Zanussi modelo Astro

Y que sería de nosotros sin esas estupendas máquinas expendedoras para picar entre clase y clase, sí, esas del muellecito que hay que menearlas  cuando se atascan para que caiga el producto, como los olivos. Esas en las que muchas veces te encuentras cosas a medio caer y compras pensando sólo en el 2×1, obteniendo una gran decepción cuando la oferta se convierte en un 3×2, o en un 3×1 para alegría del siguiente que llega. ¿Nunca os he contado la historia de las patatas fritas?
Érase una noche de estudio en la Universidad Politécnica de Cartagena, mi compañero David y yo salimos a tomar el fresco a la puerta, cruzando la mirada con doña expendedora, nos percatamos de una oferta muy interesante, creo recordar que era un 2×1 de Doritos, ese snack mexicano con forma de triángulo, pusimos dinero a medias para aprovechar la oferta, pero algo no salió bien, la oferta se convirtió en un 3×2, ¿Era viable? – Sí, seguía siendo más barato que comprarla en condiciones normales y recuperábamos la inversión. Volvimos a juntar dinero y marchando. ¿Qué? ¿Es verdad lo que estamos viendo? ¡Un 4×3! Empezamos a rebuscar por todos los bolsillos y nos faltaba para comprar otra ¿Ahora qué? ¿Meneito? – “Tú vigila que no venga el de seguridad y yo la muevo” le dije a David, pero nada, ahí seguían, resistiendo juntas. No había como recuperar la inversión, apenados por las pérdidas económicas, mirando al suelo, hechos polvo le dimos la vuelta al patio de la facultad, al regresar al mismo punto la decepción se multiplicó por 100, un grupito de zagales comían Doritos mientras reían a carcajadas, en ese momento me llevé la mano al bolsillo y fue entonces cuando descubrí que sí llevaba los céntimos que faltaban.

Share

Etiquetas: Miscelanea

3 respuestas hasta ahora ↓

  • 1 Jackson // Jun 10, 2011 a las 4:21 am
    Utilizó Mozilla Firefox Mozilla Firefox 4.0.1 en el sistema Windows Windows 7

    Pues a mi tambien me ha dejado sin café en algunas ocasiones.. que seria sin la maquina de café especialmente en las horas de ciertas asignaturas jejej

  • 2 Andreea // Oct 23, 2011 a las 15:00 pm
    Utilizó Google Chrome Google Chrome 14.0.835.202 en el sistema Windows Windows XP

    En mi escuela hay una máquina de cafés iguaaaaal!!!! sólo que no devuelve monedas, ni me echa café sin vaso, y siempre me pone el palito!

  • 3 juanito // Nov 14, 2011 a las 17:09 pm
    Utilizó Mozilla Firefox Mozilla Firefox 7.0.1 en el sistema Windows Windows 7

    k suerte primo, soi io y led kito lasd bolsas de las manos xdxd haha kn lo k me abia kostao..

Deja un Comentario

¿Qué hay de nuevo?